Visitar al dentista sigue siendo la mejor manera de cuidar de nuestra sonrisa… y de nuestra imagen

Visitar al dentista sigue siendo la mejor manera de cuidar de nuestra sonrisa… y de nuestra imagen

En el mundo en el que nos movemos, un mundo gobernado de un modo total y absoluto por la imagen y las redes sociales, es más importante que en ningún otro momento sentirnos a gusto con nosotros o nosotras mismas y tener la mejor de las imágenes físicas que de nuestro cuerpo se puedan desprender. Y la verdad es que esa se ha convertido en la preocupación principal de muchas personas en estos momentos. No es para menos, teniendo en cuenta que hoy no solo tenemos que aparentar que nos cuidamos bien, sino que también estamos obligados a hacerlo.

Una de las partes de nuestro cuerpo que mejor nos puede ayudar a ganar ese cuidado y esa apariencia de cuidado personal es la boca, especialmente en lo que se encuentra ligado a nuestra sonrisa. Desde luego, una sonrisa perfectamente blanca es la mejor carta de presentación de la que podemos disponer. Y ya sabemos que dejar una buena impresión tiene una importancia bastante grande a la hora de ganarnos la confianza de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Está claro que una sonrisa cuidada nos abre muchas más puertas que si esa sonrisa fuera de cualquier otra manera.

Sin embargo, ¿qué es lo que está ocurriendo en España con todo lo que tiene que ver con este asunto? La verdad es que nuestro país, como ya os hemos comentado otras veces, no se caracteriza por el hecho de que sus ciudadanos y ciudadanas cuiden a la perfección de sus dientes o sus sonrisas. Y ese es un problema que debemos corregir a la mayor brevedad posible, porque ya no solo estamos hablando de un problema de imagen, sino que podríamos estar refiriéndonos a un problema más ligado a nuestra salud dental, que tiene una importancia más grande de la que podemos llegar a pensar.

Son muchas las personas que, como reza el titular de la noticia que os enlazamos a continuación y que pertenece al portal web BBC.com, se preguntan por qué se ponen los dientes amarillos. Pues bien, la respuesta principal tiene que ver con lo que comemos o bebemos, que juega una importancia muy grande en el color de nuestros dientes. Además, los medicamentos que tengamos que consumir para mejorar nuestra salud también pueden incidir en el color que van adquiriendo nuestros dientes conforme va pasando el tiempo.

Otro de los problemas que más nos asolan y que, por ende, consideramos una amenaza para conseguir esa sonrisa blanca perfecta es la caries. La noticia de la que os vamos a hablar ahora fue publicada en la página oficial del diario Información y explica por qué algunas personas son más propensas a sufrir este problema que otras. Todo depende de la dieta de la que hagamos gala (cuanto más sana, mejor), la higiene dental y la regularidad con la que vayamos al dentista. Si no cuidamos de estos aspectos, la caries seguro que terminan invadiendo nuestra boca. Está más que claro.

La mejor manera de cuidar de nuestra blanca sonrisa es combinar una serie de medidas que nunca han de faltar en nuestra mente si queremos conseguir este propósito. Mantener una buena salud dental y tener una dieta sana es básico para ello, pero hay algo que es todavía más importante que todo eso. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de visitar a nuestro dentista como mínimo una vez cada año. Los profesionales de Mavident nos han comentado, en una charla mantenida hace apenas unos días, que las personas que visitan de manera más asidua al dentista tienen una salud dental mucho mejor que las de las personas que van menos a este especialista o que, directamente, no acuden a él.

Cuando salud y belleza van de la mano

Una de las ventajas que hemos encontrado en la sociedad moderna en la que nos movemos, esa sociedad que antes os hemos comentado que está gobernada por la imagen y las redes sociales, es que ha conducido a muchas personas a interesarse por su salud dental, algo que ha permitido que muchas personas hayan mejorado sus problemas dentales hasta tal punto que los han llegado a hacer desaparecer. Cuando la modernidad y la salud van de la mano, son imparables.

Estamos convencidos de que España va a seguir viendo cómo los registros en materia de salud dental mejoran con el paso de los años, especialmente entre la gente joven. Este puede ser el motor del cambio que hemos venido demandando durante tanto tiempo porque, si las generaciones jóvenes son conscientes de la importancia que tiene la salud dental, la transmitirán de mejor manera a todas las personas que estén por venir. Eso nos hará seguir eliminando problemas de salud dental de manera progresiva.

Deja una respuesta