Un viaje a la cuna del tantra

Un viaje a la cuna del tantra

Cuando el tantra llegó a mi vida nunca pude imaginar que la cambiaría tanto. Una actividad que llegó a mi vida de casualidad y que ahora no podría vivir sin ella. Simplemente me cambió la vida. Un buen día conocí a un amigo que había realizado un curso y estaba encantado. Así es como me puse en contacto con Maite Domenech, especialista en tantra en Barcelona, que fue la que puso a mi disposición este maravilloso mundo del tantra. Para mí mucho más que una práctica sexual.

Comencé con un curso con una parte teórica, donde aprendemos conceptos básicos del Tantra muy útiles para aplicar en nuestro día a día, y una parte práctica donde experimentaremos e integraremos las herramientas tántricas. Fue una manera muy fácil y eficaz de adentrarse en el mundo tántrico. Son clases a la carta, enfocadas en los intereses y necesidades del que quiere aprender. Poco a poco me fui metiendo en este mundillo. Creo que fui aprendiendo a ser mejor versión de mí mismos. Tengo claro que el mundo necesita ser más tántrico. Y por eso, decidí viajar al corazón del tantra. Tenía que conocer de dónde procedía toda esa tranquilidad.

Ruta por la India

De esta manera es como organicé una ruta maravillosa para Vivir la intensidad de la India y sentir la pasión de Tantra. Visité las ciudades más importantes del norte de la india, sumergiéndome en colores y intensidad, caos organizado, meditando en paz, una variedad que solo se encuentra en India. La verdad es que fue un viaje que nunca he olvidado.

Comencé el viaje con la visita a los lugares y monumentos más interesantes de su capital. Un lugar llenó de contrastes entre el “Old Delhi” y la “Nueva Delhi”. En el Old Delhi visité el Chandni Chowk y la mezquita Jama Masjid también realicé la visita a la Ciudad imperial, la avenida Raj Path, aquí es donde se encuentra la puerta de la India, el Parlamento, el Palacio presidencial etc.. por la tarde/noche cogí un tren nocturno hacia Udaipur. Pasé toda la noche en tren y la verdad es que también fue una aventura muy curiosa. Me encanta viajar por la noche en tren.

Después del desayuno, comencé la visita a Udaipur. Allí estuve disfrutando de los lagos, palacios y jardines de la ciudad. Es recomendable comenzar la visita por el palacio Real y después visitar los jardines dedicado a las damas de palacios en siglo XVII, saheliyon ki badi, también pasearemos por su bazar. Mi viaje me llevó posteriormente Pushkar. Allí un día libre es lo perfecto para disfrutar del ambiente de esta bonita ciudad. Aquí podemos visitar el templo de la diosa Gayatri que está encima de una colina con vistas hermosas panorámicas de Pushkar.

Después del desayuno sali hacia la vecina Amber para visitar su magnífico palacio – fuerte, podemos ascender a lomos de elefante. Fue la capital del Rajasthan durante seis siglos. Regresamos a Jaipur para el almuerzo. Visita a los cenotafios reales “Gaitor” y Observatorio Jantar Mantar. Pude pasar la tarde paseando por el bazar.

El lado rural

Al día siguiente, llegué a la ciudad rural de Khajuraho, famosa por templos esculpidos. Visitaremos algunos de sus 22 templos, agrupados en tres sectores. Algunos de ellos famosos por sus esculturas eróticas “donde el éxtasis de la pasión ha sido inmortalizado en piedra”. La verdad es que parte de lo que aprendimos en los cursos con Maite me vino a la memoria al ver esas posturas. Al día siguiente fui a Benarés, la ciudad sagrada por excelencia y puede que una de las que nos deja mayor huella. . Por la tarde pude visitar el parque de Sarnat y su estupa, donde Buda dio su primera lección. Realicé una visita de Sarnath y museo, volver a comer y por la tarde visita de los Ghats para ver oración del Ganges y vuelta de mercado.

Y como no, un viaje a La India no es tal si no hay viaje al Ganges. Al amanecer, o durante el día, de manera opcional, pude realizar un recorrido por el río Ganges. Visita a los Ghats o puertas al río y a los principales templos y monumentos de la ciudad. , Al medio día cogí el vuelo hacia Delhi para regresar. Un viaje que me hizo abrir la mente.

Es la opción ideal si quieres avanzar en el camino con pareja, pero no te engañes, el Tantra requiere de mucho trabajo personal previo. Si no tienes pareja puedes comenzar también, e ir preparándote para estar listo cuando aparezca alguien, aquí puedes ver una estrategia infalible para enamorar a la persona de tus sueños.

Deja una respuesta