Seis ítems importantes para el novio antes de la boda

Seguro que recuerdas aquel día que dijiste “sí, nos casamos”. Lo habrás recordado muchas veces y no siempre para bien. Seguro que ahora te quedan pocos días para dar el “Sí quiero” y aún te queda mucho por hacer. Por eso te damos unos consejos para recordarte detalles muy importantes y que no metas la pata justo antes del gran día. La intención es entrar en el matrimonio por la puerta grande, por eso os voy a contar algunas cosillas que hice yo, los días previos a la gran cita.

Huela a boda. Ya terminaron los meses de estrés, de traje, complementos, decoración de la boda, lugar, regalos, colocación de los novios en el banquete, iglesia, invitaciones, y un largo ect. Y como sabemos que la organización de una boda no es tarea fácil, pero habéis trabajado con mucho empeño y hasta el cansancio para que salga todo perfecto y dejar asombrados a todos vuestros invitados.

Descansa el día antes

Es de cajón, pero lo mismo no te acuerdas. No te vayas de fiesta la noche antes a la boda, acuéstate pronto para que estés  descansado y no te levantes hecho unos escombros. Muchas veces nosotros no queremos, pero nos dejamos hacer el lío por los amigos, es el día de tu boda, tu gran día y debes estar en perfectas condiciones, radiante. Así que olvídate de poner en la agenda que ese día “tomas unas cañas”. En mi caso fueron muchos los amigos que me pusieron el anzuelo, pero no piqué. Saqué las típicas excusas para no ir, aunque básicamente lo que hice fue encerrarme en casa, y apenas mirar el móvil.

Llamada a tu novia

Lo que sí hice fue alguna llamada telefónica. Hazle una llamada a tu novia diciéndole que todo saldrá estupendamente, seguro que eso le da confianza y la relaja. Le tienes que decir que os quedan horas para vuestro gran momento, y que estará radiante y hermosa, y escuchándote se calmará dentro de lo posible, claro está.

Revisa tu look

Ese día todo tiene que estar perfecto, así que revisa el traje, camisa, gemelos, zapatos, todos los detalles y complementos que llevaras en tu boda, pide consejo o comenta con tu familia, padrinos y testigos, pues todos debéis ir dentro del protocolo de tu traje. En el caso de la mujer es más complicado, después de buscar durante mucho tiempo un traje radiante, es el momento. Recuerdo que cuando yo me casé, mi mujer se lo compró en Joana Diestre, y todo fueron comodidades.

Ojo con los zapatos

Los zapatos fueron el elemento de mi traje que más miedo me daba. Por eso mi recomendación es que una semana antes de la boda te pongas todos los días los zapatos andes con ellos en tu habitación o por casa, para que el pie se te haga a ellos, antes de ponértelos unta tus pies en crema estando hidratados evitaras muchas molestias y rozaduras. No es la primera boda que el novio tiene que descalzarse por culpa de la mancaduras y heridas producidas por un mal calzado.

Pruebas de baile

Hay novios que tienen mucha facilidad para el baile, y mira que me alegro por ellos, pero otros no tenemos esta suerte, así que te aconsejo que saques tiempo para ensayar vuestro baile nupcial, con el que romperéis el baile y podáis dejar a vuestros invitados sorprendidos. Pero no olvides que posteriormente también te tocará bailar alguno con los invitados, así que prepárate unas buenas coreografías, y sobre todo, di adiós a la vergüenza.

Tus manos

Hidrata y nutre tus manos, para que estén bonitas y cuidadas para el gran momento, uñas arregladas, si tienes que realizarte una manicura acude a un centro de belleza que los hombres también los tenéis.

Mi última recomendación es que los últimos días te olvides del móvil. Esos días son para estar relajados y no puedes agobiarte.

En definitiva, ser el novio es tan importante como ser la novia, pues no habría ceremonia si no fuera por los dos, debes valorar tus opiniones y ayudar a tu futura esposa en la toma de decisiones. Si cumples estos consejos, seguro que vuestro día saldrá perfecto. Ahora solo falta decir eso de ¡viva los novios¡.

Deja un comentario