¿Qué debo hacer para elegir un buen dentista?

¿Qué debo hacer para elegir un buen dentista?

En los tiempos en que vivimos, encontrar un dentista de verdadera confianza en Madrid es algo más sencillo desde que llegó Internet, pues las redes sociales también ayudan a encontrar no solo la clínica, también interesantes comentarios sobre los pacientes que van a ellas. Todo ello sin despreciar las posibles recomendaciones que nos hagan familiares y amigos a la hora de tomar una decisión definitiva. Desde Clínica dental García Lorente creen que es siempre vital informarse del profesional que te va a tratar, siendo de lo más conveniente informarse de las opiniones que tengan los que hayan visitado las clínicas que nos interesen.

¿Quién es el que se encarga de gestionar la clínica?

Los pacientes no deben tener reparos para preguntar quién es el propietario. Los diferentes Colegios de Odontólogos y el Consejo general de Dentistas ha solicitado en muchas ocasiones de la Administración los cambios necesarios en la Ley de Sociedades Profesionales de cara a que el propietario de la clínica dental no sea alguien ajeno a la profesión.

Los precios

Existen una serie de descuentos que suelen aplicarse en algunas clínicas dentales que quedan vinculados las técnicas comerciales engañosas y a la reducción de la calidad en los materiales que utilizan.

El comercial

Algunas de las tan de moda cadenas de clínicas dentales usan a un comercial para la captación de los pacientes, ofertándoles los descuentos y subvenciones más interesantes. El caso es que en un centro que se dedique a la odontología no tiene que existir dicha figura, pues no hay que poner la visión comercial por encima de los factores principales como son el tratamiento y cuidado de la salud bucodental.

Profesionalidad

Los dentistas de confianza tienen que mostrar que tienen un buen conocimiento de las técnicas de restauración y dar alternativas de tratamiento a los pacientes, pues tendrán que intentar siempre la salvación y conservación del diente natural.
Un claro ejemplo, puede encontrarse en la decisión final que se toma a la hora de colocar un implante. Siempre deberá ser la opción última a considerar. Siempre deberá intentar mantener los dientes de su paciente.

No a la alta rotación de profesionales

Lo cierto es que las altas rotaciones en las clínicas de dentistas no hablan nada bien del centro. En este sentido, lo mejor es que las clínicas más recomendadas suelen optar por tener un equipo sólido. Por todo ello siempre hay que tener un dentista de verdadera confianza, siendo un socio que asesore en salud dental.

Prioridad en las urgencias

Un dentista de calidad debe conocer lo importante que responder a las urgencias de los pacientes de manera prioritaria, principalmente para valorar los problemas.

Referencias

Siempre es bueno como decimos, encontrar un dentista que sea de verdadera confianza que ayude al cuidado de la salud de manera satisfactoria. Además con internet es posible informarse sobre las opiniones que pueden tener los pacientes de otras clínicas dentales.

Certificados de calidad

Siempre es importante que la clínica que elijas tenga certificados de calidad que les otorguen entidades reconocido prestigio y que los dentistas estén colegiado.
Las clásicas soluciones mágicas bien lejos
No hay soluciones milagrosas en los tratamientos, en especial en los casos de gran complejidad. Las últimas innovaciones a nivel tecnológico en el campo de la odontología permiten un gran avance que hasta hace una década era impensable. Los buenos dentistas siempre van a usar técnicas que se hayan demostrado clínicamente. La seguridad del paciente tiene que ser fundamental para todos los profesionales.

Atención al cliente

Un trato adecuado entre el experto y el paciente hace que se establezca un vínculo de confianza, por lo que el especialista nos tiene que ofertar una buena calidad asistencial, un servicio de alta personalización y donde haya un buen trato humano con el paciente.
A la hora de evitar riesgos, lo mejor es seguir los consejos del doctor. Siempre es ideal que tanto la salud como el bienestar estén presentes.
Afortunadamente, cada vez más está más valorada la necesidad de no escatimar en cuanto a la calidad del equipo y el tratamiento por parte de los profesionales, lo que es siempre recomendable en todo momento.
Recordemos que una buena salud dental es algo que siempre es recomendable, pues se extiende indirectamente a otras partes de nuestro cuerpo, por lo que al final terminamos invirtiendo en la salud de todo nuestro organismo, además de una mejor estética en nuestra sonrisa, algo que ha hecho que también se acuda más a los dentistas, pues además cada vez el tema del dolor es menor y se ha hecho una práctica más amable.

Deja un comentario