La sanidad privada es la referencia en materia de salud bucodental

La sanidad privada es la referencia en materia de salud bucodental

Los españoles tenemos una gran cuestión a mejorar en los años que están por venir, que no es otra que la que tiene que ver con el cuidado de nuestra salud dental, que es la gran olvidada en nuestra vida y de la que solo nos acordamos cuando vienen mal dadas y empezamos a sufrir algún tipo de problema relacionado con nuestra boca y nuestros dientes. La verdad es que hay que anteponerse a todos los males que puedan acudir a nuestra boca y la mejor manera de hacerlo es cepillarnos los dientes a diario y visitar con más asiduidad a nuestro dentista.

La verdad es que los datos no son nada buenos en lo que tiene que ver con este punto en un país como el nuestro, que es uno de los peores de toda Europa en materia de salud dental, tal y como han informado muchos medios de comunicación durante los últimos años. Mejorar es algo que debe depender de varios factores: por una parte, que las instituciones sanitarias dedicadas a la salud dental ofrezcan confianza a los españoles y que los españoles demos un paso hacia delante en lo que respecta al compromiso con el cuidado de nuestros dientes.

La sanidad pública se ha olvidado de una manera sistemática de una cuestión como lo es la salud bucodental. Es algo que aseguraba una noticia publicada en el portal web del diario El País en septiembre de 2019 pero que podemos corroborar sin la necesidad de acudir a los periódicos o a la televisión. Y es que la mayoría de los lugares en los que se proporciona cobertura dental son privados y no públicos. Y es que es así: la sanidad privada ha mostrado más interés por la salud dental de los españoles que la pública. Es innegable.

El portal web del Consejo de Dentistas informaba en una noticia de la presentación del Estudio de la salud bucodental en nuestro país en el año en el que nos encontramos. En la noticia ya se resumen algunos de los puntos clave que van a caracterizar al estudio, entre los cuales se encuentra el público que va a requerir sus servicios, que será especialmente el menor de 12 años y el mayor de 65 años. Además, se dice que aumentarán las patologías bucales derivadas de cuestiones como lo son el estrés o la ansiedad, que son bastante peligrosas para nuestra gente.

En ese estudio, desde luego, tiene un gran peso todo lo que tiene que ver con la salud bucodental privada. La pública, como hemos comentado anteriormente, sigue aletargada a pesar de la enorme cantidad de dentistas que salen cada año de las universidades españolas y que entran de manera directa en el mercado laboral. No cabe la menor duda de que el exceso de profesionales y la falta de ayuda por parte de la sanidad pública están comprometiendo a las clínicas privadas.

Uno de los mejores consejos que os podemos dar en los tiempos que corren es el cuidéis de vuestra salud bucodental. Pero no de cualquier manera. La mejor manera de hacerlo es apostar por alguna clínica dental privada puesto que es la iniciativa privada la que está poniendo más recursos para dar cabida a toda la gente que necesite de este tipo de servicios. Los profesionales de una entidad como lo es Mesiodens, una clínica dental de la ciudad de León, nos han comentado que tienen muchos pacientes que han tenido que soportar largas colas de espera para un simple tratamiento en la sanidad bucodental pública y que, enfadados por tal cuestión, han decidido acudir a una clínica privada para finiquitar sus problemas.

Un aumento de conciencia que es la mejor noticia de todas

Lo mejor de todo lo que viene ocurriendo de un tiempo a esta parte es que la población española, muy poco a poco, parece estar dándose cuenta de la necesidad que existe de cuidar de sus dientes. De lo contrario, parece que todo el mundo sabe que los problemas terminarán siendo tan reales como la vida misma más antes que después. Y esa, desde luego, no es la noticia que a cada uno de nosotros y nosotras nos gustaría recibir.

La verdad es que tenemos todavía muchas cosas que mejorar, tanto los ciudadanos como las instituciones públicas, en lo que respecta al cuidado de nuestra salud dental. Se trata de una de las ramas de la sanidad de las que más se pasa pero que es imprescindible para que todos y cada uno de nosotros nos mantengamos sanos, para que los dolores no caractericen nuestra vida y para que, en definitiva, tengamos la capacidad de decir alto y claro que somos felices y que la alegría caracteriza nuestra manera de vivir. Y si lo podemos decir con una blanca sonrisa, todavía mejor.

 

Deja una respuesta