La logística, una ciencia potente y en la que se requiere el funcionamiento de cada eslabón

La logística, una ciencia potente y en la que se requiere el funcionamiento de cada eslabón

Existen muchas maneras de hacer eficiente una economía y a todos y cada uno de los trabajadores que la componen. En lo que se refiere al plano humano, elementos como la motivación son bastante importantes para cumplir con todos los objetivos. En el plano más mecánico, es evidente que la tecnología juega un papel fundamental. De la unión de ese factor humano y tecnológico se pueden extraer múltiples beneficios: y eso es exactamente lo que ha venido pasando en un sector y actividad como la logística, que se ha ganado el derecho de ser considerada como una de las más rentables e importantes de la economía europea y mundial.

La logística es ese espacio en el que el hombre y la máquina se entienden a la perfección, algo que ha hecho posible que esta sea una de las actividades que más haya crecido en los últimos años en todo el mundo y uno de los trabajos que, al mismo tiempo, ha hecho posible que salgamos de la crisis económica en la que habíamos entrado en el año 2008 y que todavía, a lo largo de la segunda década de este siglo, amenazaba a una tremenda cantidad de personas, familias y empresas.

Una noticia publicada en la página web Eje Prime informaba, en febrero de 2020, que la inversión en logística en el interior de nuestras fronteras se había disparado, aumentando en un 44% y alcanzando los 1.800 millones de euros en lo que respectaba al año 2019. Es evidente que se trata de una cifra tremenda y que deja claro que las empresas españolas han apostado por la logística como el medio ideal para reflotar sus negocios tras la crisis de la que ya os hemos hablado.

El portal web C de Comunicación, en su apartado logístico, asegura que España fue el tercer país de Europa en materia de inversión logística, lo que deja claro que nos hemos tomado en serio el asunto. Solo nos han superado dos potencias como Alemania o el Reino Unido, que cuentan con más recursos que nosotros y que podíamos esperar que estuvieran por encima. Además, Francia, que es un país que también nos supera en recursos, solo nos ha podido igualar en lo que respecta a esa inversión logística. Esto prueba que estamos haciendo muchas cosas bien y que hay que seguir por este camino en los próximos años.

Maquinaria de todo tipo para mejorar nuestra eficiencia

Hablar de logística es hacerlo de mucho más que de camiones y grandes almacenes. Para hacer eficaz a una labor como esta, no solo es necesario que nuestras instalaciones y medios de transporte lo sean, sino que es necesario que hasta la última de nuestras máquinas cuente con la tecnología necesaria para realizar una labor de una manera segura y en el menor tiempo posible. En este sentido, el ejemplo lo han puesto las máquinas de embalaje en los últimos años. Es lo que apuntan desde BV Pack, indicando que pequeños avances en la eficacia de estos aparatos implican grandes mejoras en el funcionamiento diario de muchos almacenes en toda Europa.

Tiene todo el sentido del mundo lo que apuntábamos en el párrafo anterior. Si lo analizamos de una manera pormenorizada, nos damos cuenta de que la logística funciona como una cadena. Si falla una máquina de embalaje, el trabajo de todas las personas que han preparado un pedido no vale de nada y los camiones no pueden salir hasta el punto de destino de dicha mercancía. Por tanto, hasta el más pequeño eslabón de la cadena tiene que responder a las necesidades del centro para que el trabajo fluya.

Seguro que son muchos los ejemplos de algunos centros de trabajo logístico en los que un mínimo error ha provocado retrasos importantes. Y ya sabemos que eso, en el momento actual, es inadmisible. La logística es hoy en día una de las claves para que un montón de tiendas reciban mercancía para su venta o para que una persona reciba, en una cantidad de tiempo reducida, un producto en su casa (algo propio del comercio electrónico que se ha puesto tan de moda de un tiempo a esta parte).

La logística siempre ha sido una actividad importante para el desarrollo de una sociedad. Siempre ha sido uno de los barómetros que mejor indicaban en qué momento se encontraba la economía de un determinado país o región. Y lo seguirá siendo. Pocas actividades pueden caracterizar tanto a una sociedad y a una economía como esta. Y es una buena noticia saber que, en efecto, en España estamos haciendo un buen esfuerzo en este sentido. Es una de las cosas que nos indica que hay futuro en nuestro país y que, más allá de los problemas que podamos tener ahora, hay un sitio para la esperanza.

Deja una respuesta