La importancia del e-commerce

La importancia del e-commerce

El e-commerce (electronic commerce en inglés) y también llamado comercio electrónico consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como redes sociales y otras páginas web. Quizás hace años nadie podía pensar que ahora mismo la mayor parte de los usuarios realizan sus compras de esta manera. Este dato lo dice todo: En 2017, dos mil millones de personas realizaron una transacción de comercio electrónico móvil, dando lugar a una tasa de crecimiento interanual de un 23,4% según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).​

La mayor parte del comercio electrónico consiste en la compra y venta de productos o servicios entre personas y empresas, sin embargo un porcentaje considerable del comercio electrónico consiste en la adquisición de artículos virtuales (software y derivados en su mayoría), tales como el acceso a contenido «premium» de un sitio web.

Cambia la forma de comprar

Las redes sociales se han convertido en una fuente informativa y de negocios de alto impacto, por ejemplo Facebook, en donde las personas pueden conectarse directamente con otros miembros de la red social para establecer las actividades comerciales de cliente a cliente (C2C), ofreciendo muchas funcionalidades para el contenido generado por el usuario.

De esta manera, los usuarios  pueden publicar anuncios ilimitados de sus productos en diferentes secciones de Facebook como muros, páginas y grupos, donde pueden ver miles de personas de las cuales resulta un número de usuarios interesados (en este caso compradores), quienes pueden ponerse en contacto con los vendedores directamente para iniciar el proceso de compra, estableciendo un método de pago y entrega.

Consejos para e-commerce

Una vez que ya hemos analizado un poco de historia, vamos con lo que a mí me gusta, dar consejos. Consejos básicos tanto si eres comprador como si eres vendedor.

Siempre estamos obsesionados con que nuestros usuarios se registren, para obtener sus datos y poder realizar acciones de márketing posteriormente. Pero los procesos de registro acaban siendo bastante pesados para el usuario, muchas veces por pedir datos que no son realmente necesarios, pero en muchas otras ocasiones, porque los usuarios tienen que registrarse en varios sitios, y acaban cansados de tanto registro. La mejor forma es hacerlo mediante Facebook u otra red social similar. Si detectas que el usuario vuelve a tu tienda online después de esta compra, facilítale el proceso de registro, “recordándole” los datos que ya introdujo y pidiéndole solo los que te falten para completar el registro.

Aunque la percepción de los usuarios acerca de la seguridad en tiendas online va cambiando año tras año, todavía existen reticencias a la hora de comprar online, especialmente si la tienda que estamos viendo no nos inspira cierta confianza.

La confirmación es un paso totalmente necesario para conseguir que nuestro ecommerce sea lo más usable posible. Reafirma a los usuarios de su compra, y también te permite reducir el número de devoluciones, o de quejas/preguntas por culpa de clientes confusos.  La tecnología se extiende más allá de los límites nacionales, alrededor de la tierra. Se habilita el comercio a través de los límites culturales y nacionales sin problemas ni modificaciones. El “Marketspace” incluye potencialmente miles de millones de clientes y millones de negocios en todo el mundo.

El comercio electrónico y la logística

Aunque pueda sonar sorprendente, el comercio electrónico ha llegado hasta a la logística. Hay empresas que han visto un nicho de mercado. Hablo de un servicio exclusivo pensado para empresas que no disponen de infraestructura propia para realizar la comercialización por internet de sus productos (tienda online). En este servicio, “la empresa proporciona a sus clientes la posibilidad de distribuir su mercancía a cualquier destino, con la inmediatez de un servicio “online””, explican desde Stock α, empresa que se ha convertido en una de las pioneras en ofrecer este sistema.

También existe el almacén de marketing. Un servicio ideado para empresas que no disponen de servicios de almacén ni manipulaciones, con el objetivo de darles el servicio completo, atendiendo a las necesidades de entrega en el cliente final, incluyendo servicios de etiquetado, empaquetado y personalización de envíos.

Como has visto, no solo el e-commerce ha crecido a pasos agigantados, es que también ha creado otro tipo de trabajos a su alrededor.

Deja un comentario