La diversificación del riesgo y el estudio del público objetivo, consejos a tener en cuenta en el negocio hotelero

La diversificación del riesgo y el estudio del público objetivo, consejos a tener en cuenta en el negocio hotelero

Muchas cosas son necesarias para tener un éxito, aunque sea limitado, en el mundo empresarial. Normalmente, la gente suele encontrar en un empresario o empresaria una persona que vive bien sin necesidad de trabajar en exceso, y la realidad es justo la contraria. Ser empresario no solo requiere sacrificios, sino que además obliga a tener conceptos muy claros y a actuar con una rapidez inusitada. Solo con todo esto puede alcanzarse cierto éxito en un mundo tan duro y tan difícil como el empresarial.

Pero, si dedicarse a los negocios ya es duro, cuando una persona se encuentra a cargo de un hotel o de una cadena de hoteles la cosa se complica de un modo enorme. Y más si opera en España, con la gran cantidad de competencia que puede llegarse a encontrar en el interior de nuestras fronteras. Y es que tratar de sacar adelante a una empresa hotelera es una misión que es ciertamente complicada y a la que no todo el mundo es capaz de acostumbrarse. La cosa suele ir por otros derroteros y muchos saben a lo que nos referimos.

Dos son los consejos que os podemos dar en cuanto a la gestión de un hotel en España:

  • El primero no es otro que el de conocer de primera mano cuál es nuestro público objetivo. La gente que viene a España a pasar las vacaciones no es toda de la misma manera. A nuestro país, por ejemplo, vinieron 82 millones de personas el año pasado. Es imposible que queramos abarcarlas a todas. Es una negligencia. Por eso elegir y estudiar a un público objetivo y concreto es el primero de los consejos que os podemos proporcionar.
  • El segundo no es otro que el de la diversificación, un elemento de crucial importancia para el mundo de la empresa según se desprende de un artículo publicado en el portal web Finanzas para Todos. Una cadena hotelera debe ser capaz de edificar sus hoteles en lugares diferentes, que por supuesto tengan atractivo pero que se encuentren a una distancia prudencial y que no tengan nada que ver unas con otras. Siguiendo esto, acertar será un poquito más fácil y el riesgo, mucho menor.

El estudio de un público objetivo y el de la diversificación de los recursos componen un tándem de consejos para el sector hotelero del que nadie se olvida y que todo el mundo tiene en cuenta antes de expandir su negocio. Un ejemplo de ello es la cadena de hoteles Mercer. Sus responsables nos contaron hace muy poco que escogieron a un público objetivo de un gran poder adquisitivo (se trata de una cadena de hoteles de cinco estrellas) y diversificaron sus recursos entre ciudades como Barcelona, Sevilla o Córdoba. Y los resultados han sido notables.

Ejemplo de riesgo

Imaginaos que cualquier cadena de hoteles no hubiera seguido los consejos que os contamos más arriba y se hubiera dedicado a construir sus hoteles en un único espacio o en diferentes espacios que no se encuentran situados a mucha distancia entre sí. Imaginaos que ese lugar fuera Barcelona, que es una ciudad muy dada a albergar cadenas de hoteles de todo el mundo. El riesgo de hacer lo que acabamos de comentar hubiese sido de un calado tremendo.

¿Por qué? Barcelona ha sufrido un atentado durante el año 2017 que hizo resentirse al turismo. También ha sido uno de los centros del proceso político más importante que se ha desarrollado en nuestro país en los últimos años. Eso influye de una manera muy importante en la cantidad de gente que visita la ciudad. De no contar con más puntos de “venta” situados en otros lugares, hubiese sido imposible que una empresa hubiese salido adelante teniendo en cuenta todos esos datos.

El turismo va a seguir siendo uno de los motores de la economía española de aquí a varias décadas y es esto lo que va a hacer que siga habiendo personas que inicien ambiciosos y faraónicos proyectos en este sector. Sin embargo, no está de más advertir de la dificultad que entraña dedicarse a esto. Desde luego, lo que hemos comentado en este texto ayuda, pero no siempre tiene por qué traducirse en éxito. Ayudar a conseguirlo, por supuesto. Pero en esta sociedad nada es previsible.

Deja un comentario