El aceite de oliva, una referencia para mantener la salud en nuestra dieta

El aceite de oliva, una referencia para mantener la salud en nuestra dieta

Seguro que alguna vez os han dicho que uno de los productos de referencia para cuidar de nuestra salud es el aceite de oliva, que además es un producto muy típico de nuestra tierra, que genera una enorme cantidad de beneficios para las empresas españolas y que, además, es el responsable de que miles de personas en España tengan trabajo. El aceite es uno de los productos más necesarios para el ser humano y eso, en España, lo sabemos bien. Por eso, año tras año, sigue creciendo la producción de aceite de oliva en el interior de nuestras fronteras. Y esperamos que así siga siendo. 

Desde luego, por la cantidad de aceite que vemos en todo tipo de supermercados españoles, puede suponerse que estamos hablando de un producto que se comercializa muy bien, que hace falta en cada hogar y que tiene una incidencia muy positiva en nuestra alimentación. Estas cuestiones han sido ratificadas por todo tipo de expertos: los economistas han confirmado la buena salud de este sector en España, los responsables de diferentes cadenas alimentarias aseguran que el aceite es uno de los productos que cuentan con mayor rotación (o venta) y los agricultores nos comunican que, en efecto, se produce más y mejor. 

El portal web Olimerca publicó una noticia el pasado 30 de septiembre en la que indicaba que la producción de aceite de oliva iba a crecer un 21% en España. La noticia aportaba, además, un dato que es de gran interés y que pone en valor todo el trabajo que desempeñamos a este respecto en España: el 49% de la producción mundial y aceite oliva se encuentra en nuestro país. Y eso nos permite tener la capacidad suficiente como para exportar toneladas de este producto y quedarnos con los correspondientes beneficios. 

Con el dato que os hemos aportado en el párrafo anterior, se sobreentiende que España es el líder indiscutible en lo que respecta a la producción de aceite de oliva en todo el mundo. Y la página web QCom así nos lo confirma. Con el 49% de la producción de aceite de oliva en nuestras manos, solo dos factores extremos nos hubieran impedido ser los líderes en este sentido: que hubiera otro país con la misma potencia productora que la nuestra y que, en el resto del mundo, esa producción de aceite de oliva fuera prácticamente nula. Ninguna de las dos se cumple. 

Se nos suele acusar a los españoles de no tener una dieta equilibrada ni de alimentarnos de un modo correcto. Eso lleva a pensar a mucha gente que los productos que se elaboran en España no son de calidad, pero lo cierto es que la situación es completamente diferente. Uno de los mejores ejemplos es el que guarda relación con el aceite de oliva, que es una de las mejores formas de otorgarle un toque sano a cualquiera de nuestras comidas. Desde Centro de Olivar y Aceite, nos aseguran que la conciencia acerca de lo que hemos venido comentando y el amor por el aceite de oliva es algo que se mantiene vigente. Y es que pocos productos hay que sean más sanos que este. 

Incitando al turismo 

Es tan potente todo lo que tiene que ver con el aceite de oliva que incluso, en los últimos años, se ha desarrollado todo un sector dedicado a promover el turismo de las zonas en las que la producción aceite de oliva es más común. Con excepción de este último año, en el que el turismo se ha visto restringido por motivos obvios, la aceptación de este modelo ha sido tremenda y ha generado una tremenda expectación entre públicos objetivo completamente diferentes. 

La producción de aceite de oliva continúa en auge, pero ahora lo hace sin que ninguna persona externa al sector pueda visitar las instalaciones y los campos en los que crece y se desarrolla este producto. De todos modos, tener paciencia es lo mejor que podemos hacer ahora, porque no nos cabe la menor duda de que, cuando podamos volver a salir con total normalidad, ese turismo del que hemos venido hablando va a seguir creciendo y siendo una de las mejores noticias para la economía de muchas zonas de nuestra geografía. 

Además, es curioso comprobar cómo muchos de los turistas que visitan este tipo de centros son de otros países, lo que nos otorga una primera impresión acerca de lo importante que es un producto como el aceite de oliva y de la capacidad de llamar la atención que tiene. Eso nos tiene que servir también para valorar lo que tenemos y no desperdiciarlo, tal y como hemos hecho muchas veces a lo largo de nuestra historia con otro tipo de asuntos. El aceite de oliva es una de las mejores representaciones de la marca de nuestro país en el extranjero y mantener eso es uno de los grandes objetivos de todos y cada uno de los empleados del sector de cara a los próximos años.

Deja una respuesta