Conoce la sedación en odontología

Conoce la sedación en odontología

Seguro que en algún momento has podido sufrir un tipo de dolor dental en la boca que lo que nos dice es que debemos visitar al dentista, lo que para muchas personas es un verdadero suplicio. Existen multitud de pacientes que sufren del famoso miedo al dentista por la culpa de haber tenido en el pasado una mala experiencia o por sufrir de una ansiedad del todo irracional.

Podemos decir sin duda, que el miedo no es el mejor acompañante a la visita dental, por lo que es necesaria la búsqueda de soluciones para poder eliminarlo antes de que se haga el tratamiento, siendo la sedación una de a las que más se recurre.

Los métodos de sedación en la odontología

Existe un proceso que es el de la sedación consciente, pues se da una medicación al paciente, lo que le vale para estar totalmente relajado y que no se note dolor alguno en el procedimiento dental.

Podemos ver como son usadas en pacientes sin miedo dental que son sometidas a una serie de tratamientos largos como es la endodoncia o los implantes dentales.

Motivos para poder someterse a una sedación

Debemos hacer un tratamiento invasivo que termine haciendo que haya dolor.

Los pacientes tienen miedo importante al tratamiento a nivel dental.

Los pacientes no quieren tener consciencia de lo que le ocurre mientras se produce la visita

Se busca que la solución llegué en el menor tiempo posible

Clase de sedación dental

La sedación intravenosa lo que hace es ayudar a que se quede medio dormido. En el caso de la consciente, el paciente pasa a relajarse y así se le quitan las preocupaciones, pero sigue haciendo caso a lo que le ordene el dentista.

No podemos olvidar tampoco la sedación oral con pastilla, con la cual el paciente no va recordar nada del tratamiento dental que se le haya practicado.

La anestesia general provoca que el paciente se duerma por completo, siendo el método de mayor invasividad, por lo que estará reservado para los casos en los que de verdad se necesite.

Los beneficios de la sedación dental

Una buena parte de los métodos de sedación terminan por implicar una serie de riesgos mínimos. Con ello se puede ir reduciendo el dolor de forma importante, incluso no llegando a sentir nada.

En el caso de que la anestesia local no llegue a tener tanta fuerza para aliviar el dolor del paciente mientras que se produce el procedimiento, este tipo opciones mejorarán sus efectos.

La sedación de tipo consciente y la intravenosa, bien es cierto que se pueden llegar a combinar, pues en algunos casos puede no bastar.

Cuando el paciente4 llega a sufrir problemas de salud mental, fobias o ansiedad extremas, la sedación a nivel dental será importante para relajarse y que no sienta dolor mientras que se produzca el procedimiento.

Los dentistas se pueden encargar de que el paciente se someta a un tratamiento de forma indolora y confortable. Por lo que en el caso de que te preocupe de manera serie la posibilidad de sentir dolor o sufrir miedo dental, lo mejor es hablar con ellos sobre las dudas que puedas tener.

¿Qué medicamentos se usan este tipo de sedación consciente?

Para lograr el estado de relajación tan beneficioso para el paciente, lo mejor es usar un único medicamento o combinar algunos. Todo ello va a depender de lo que dure el tratamiento, de las propias características del paciente y del nivel de estrés, usando una serie de fármacos.

Uno de los más populares es el Triazolam, que es una benzodiacepina cuyos efectos comienzan a producirse a los 15 minutos para la aplicación y el pico de efectividad aparecerá a los 60 minutos. Es un fármaco que produce la denominada amnesia anterógrada, puesto que el paciente no va a recordar lo que ocurrirá antes de la intervención.

Además, podemos citar también al Lorezepán, Midazolán o el Diazepán. Siendo un anestésico que más se usa en las intervenciones que utilizan la sedación intravenosa.

Estamos seguros que ahora, con todo lo que te hemos contado sobre la sedación en el campo de la odontología, donde ha servido y sirve y va a servir para que muchas personas que tenían miedo a pasar por el dentista, acudan sin miedo y donde los profesionales, como nos dicen desde clinicadentalestudio.com, dentista en Santa Coloma, puedan ayudarles a que recobren la sonrisa y su salud dental.

Solo tienes que elegir la clínica que más te convenza y acudir a ella, exponiendo tu caso y que el odontólogo en cuestión te explique el método que utilizará contigo.

Deja una respuesta