Barcelona se llena de turistas gracias a los apartamentos de alquiler

Barcelona se llena de turistas gracias a los apartamentos de alquiler

En las grandes capitales está pasando algo realmente preocupante, y es que existe un problema muy grande a la hora de encontrar un alquiler a un precio competitivo. Es algo bien conocido que en las grandes ciudades los bienes raíces siempre han sido cotizados, y la diferencia entre comprar y alquilar siempre ha sido importante. Comprar una casa supone pagar una hipoteca, cuya cuota mensual depende mucho del precio de la vivienda, pero puede llegar a rondar entre trescientos y seiscientos euros. Alquilar siempre ha sido más barato, ya que además de pagar menos de lo que costaría una hipoteca, te ahorras los posibles problemas que se puedan generar por la rotura por desgaste de los elementos de la casa.