Adelántate a los viajes en coche durante los meses de frío

Adelántate a los viajes en coche durante los meses de frío

Noviembre llega cargado de frío a muchas provincias españolas, pero también llega con un puente que enlaza con el puente de la constitución del 6 de diciembre y las fiestas navideñas. Algunos trabajadores pueden cogerse varios días libres para enlazar grandes puentes en los que descansar y viajar.

Muchas provincias cobran un encanto especial en otoño y invierno, y es por ello que el turismo durante esta época del año aumenta. En España tenemos el ejemplo de Granada, en dónde Sierra Nevada coge mucho protagonismo en los meses de frío gracias a sus condiciones para esquiar. Y los Pirineos catalanes también están en el mejor momento para ir a esquiar o a disfrutar de paisajes nevados.

Pero existe otro tipo de turismo fuera de España que no hay que desmerecer, los países del centro y norte de Europa se visten de gala durante estos meses, y es muy interesante viajar para ver cuáles son las costumbres y las fiestas durante los últimos meses del año, momento en el que además empieza la decoración de navidad.

Para aquellos que tienen tiempo libre y pueden permitirse viajar durante bastante tiempo, una opción recomendada es hacerlo en coche, de esta manera puedes ir por varias ciudades y pueblos sin perder mucho tiempo. Eso sí, la carretera en los meses de frío puede ser un grave problema, sobre todo para las personas que viven en el sur y suereste de España, o en zonas en las que el frío no suele ser un problema.

Para evitar estos problemas hoy os traemos unos consejos para evitar que la conducción en los meses de otoño e invierno sea peligrosa. Viajar con el coche es un plus, pero siempre que se haga con total seguridad. Para el caso de que no sea así, plantearnos buscar métodos diferentes para viajar con nuestros coche puede ser la solución. Vamos a verlo.

Los viajes en coche planificados son siempre mejores

A la hora de preparar tu viaje, no olvides poner el coche a punto para circular por la carretera. Revisa que el vehículo esté en condiciones para un desplazamiento largo, que el sistema de refrigeración, las luces y el limpiaparabrisas funcionan correctamente e inspecciona el estado de los neumáticos.

Asegúrate de llevar siempre contigo toda la documentación obligatoria y no te olvides del equipo necesario para cualquier trayecto (la rueda de repuesto, el chaleco reflectante o los conos de seguridad). Ten siempre cargado tu teléfono para que los servicios de asistencia te localicen lo antes posible si te quedas tirado en la carretera. Es posible que, en este caso tengas que esperar bajo el frío, por lo que es recomendable llevar siempre ropa de abrigo, guantes, mantas y agua. Eso sí, mientras estés al volante evita llevar puesta una chaqueta que pueda limitar tus movimientos.

Antes de salir a la carretera, haz una revisión previa del estado de las vías y comprueba que no vas a encontrarte con atascos o accidentes que hagan el trayecto más difícil. Observa también que las condiciones meteorológicas son adecuadas para garantizar una conducción segura. Y sobre todo valora si es mejor utilizar opciones diferentes para viajar sin tener que conducir.

Una opción es trasladar el coche al lugar de destino mediante un transportista especializado. De esta manera podremos viajar al destino en avión al aterrizar podemos disfrutar de nuestro vehículo sin tener que preocuparnos por las horas de conducción o por el cansancio derivado por los kilómetros conducidos.

Una opción que no falla es utilizar los servicios de Transportes Cars, una empresa de transporte de vehículos por carretera, especializada en el transporte nacional e internacional. Esta empresa ofrece servicios a pymes, autónomos y grandes empresas, pero también a particulares, con la seguridad que le otorgan los más de diez años de experiencia a sus espaldas, siendo así un referente a nivel nacional.

Si no te queda más remedio que coger el coche pese al mal tiempo, extrema la precaución: reduce la velocidad, evita movimientos bruscos del volante, mantén la distancia de seguridad y no realices adelantamientos salvo que sea necesario. Por supuesto, usa siempre el cinturón de seguridad y, si viajas con niños, ten en cuenta que deben usar un sistema de retención acorde con su peso y altura.

 

Deja un comentario