9 productos indispensables para personas mayores 

9 productos indispensables para personas mayores 

A medida que van pasando los años y se va llegando a la edad anciana hay que ir adquiriendo productos para facilitar el día a día. Y en este artículo te vamos a indicar los 9 artículos indispensables para cualquier anciano con movilidad reducida.

  1. Pastillero

Los pastilleros son un artículo totalmente necesario para cualquier persona mayor, y es que permiten organizar fácilmente las medicinas. Otra persona o ellos mismos pueden organizar las tomas de cada medicamento, se evita repetir tomas de pastillas y se está al tanto de si no se ha tomado alguna pastilla o si habrá que comprar pronto algún medicamento, ya que se preparan con tiempo.  

Existen diferentes tipos de pastilleros, los más habituales son los semanales de 4 tomas. En este tipo de pastilleros están formados por siete columnas una para cada día de la semana y posteriormente disponen de cuatro filas, siendo una para el desayuno, otra para la comida, para la merienda y la cena. Así se pueden organizar fácilmente todas las pastillas que se deben tomar en cada comida. 

Incluso hoy en día se pueden encontrar en el mercado pastilleros electrónicos, que cuentan con alarmas y avisan cuando se tienen que tomar las pastillas. 

  1. Colchón antiescaras 

Otro producto indispensable para cualquier persona mayor o con movilidad reducida son los colchones antiescaras. Este tipo de colchones están diseñados para personas que pasan mucho tiempo encamadas para evitar que padezcan escaras al pasar mucho tiempo en la misma posición. Y es que este tipo de colchones reparten el peso, aliviando de esta forma la presión sobre los puntos correctos y evitando la aparición de llagas. 

  1. Silla para ducha 

También sería conveniente disponer de una silla para la ducha. Este artículo facilita el proceso higiénico de las personas mayores, evita caídas y ayuda a que se bañen al no tener que estar demasiado tiempo de pie. 

Existen diferentes tipos de sillas para el baño o la ducha, pero todas están fabricadas con materiales resistentes al agua, son regulables para establecer la altura correcta para cada persona y son muy fáciles de limpiar. También hay que indicar que cuentan con patas antideslizantes que evitan que se muevan en la superficie de la ducha, reduciendo la posibilidad de caída ante movimientos bruscos. 

  1. Cama articulada 

Las camas articuladas son otro elemento importante para las personas mayores o dependientes, ya que ofrecen multitud de ventajas para la persona y su cuidador. “Para la persona facilita adoptar diferentes posturas con solo pulsar el mando, tanto en la zona superior como en la inferior. Hasta se puede adoptar la posición de sentado para movilizarse sin dificultades, así como permite que puedan comer en la cama. Pero este tipo de camas no solo ofrecen ventajas para las personas dependientes, también para sus cuidadores. Para los cuidadores supone una ayuda en la movilización, limitando el esfuerzo que tiene que realizar para incorporar a la persona dependiente”, explican desde Cuidaria, empresa de alquiler de productos de ayuda para personas con movilidad reducida o dependientes como camas articuladas, grúas o sillas de ruedas. 

  1. Calzador 

Los calzadores también son de gran ayuda para las personas mayores porque les permiten ponerse los zapatos sin esfuerzo. Y es que con este aparato ya no se tienen que agachar para ponerse el calzado. Además, hay algunos calzadores que cuentan con mango extensible para poder guardarlos sin la necesidad de contar con demasiado espacio. 

  1. Cojines antiescaras 

Ya hemos hablado anteriormente de los colchones antiescaras, pero para facilitar todavía más el descanso sería conveniente contar también con un cojín antiescaras. Este producto es perfecto para personas mayores que pasan demasiado tiempo sentadas, así como para todas aquellas personas con movilidad reducida que pasan mucho tiempo sentados en la silla de ruedas. Con este tipo de cojines se evita que sufran escaras o úlceras por presión, ya que reducen la presión del cuerpo, facilitan la circulación sanguínea, mejoran la postura y aportan mayor comodidad. 

Existen diferentes tipos de cojines antiescaras, hay cojines antiescaras de gel, de silicona, de aire o viscoelásticos. Pero no solo hay que tener en cuenta el modelo a la hora de comprar un cojín antiescaras, existen diferentes diseños en función del grado de escaras que sufre la persona. Así, se puede escoger entre cojines antiescaras de grado bajo (idóneos para personas con riesgo bajo o medio de padecer escaras), de grado medio-alto (perfectos para prevenir la aparición de úlceras por presión), de grado alto (cuando las personas ya disponen de alguna escara) y muy alto (para personas con escaras avanzadas). 

Si no sabes cuál es el cojín idóneo lo mejor es consultar a un especialista o acudir a una ortopedia, los profesionales del establecimiento te recomendarán el mejor modelo. 

  1. Elevador de inodoro 

Para el baño otro artículo que no debería faltar junto a la silla de ducha es un elevador de inodoro. Este artículo permite elevar la altura del váter facilitando que las personas mayores o con movilidad reducida puedan sentarse y levantarse sin problemas, así como dotan de mayor comodidad el proceso de pasar por el baño. Y al mismo tiempo no limitan los movimientos para garantizar la higiene personal. 

  1. Cremas antiescaras para prevenir úlceras por presión

Ya hemos hablado de los colchones y los cojines antiescaras, pero para prevenir todavía más la aparición de llagas y úlceras por presión no estaría de más contar con cremas o lociones específicas. Con la aplicación de este tipo de ungüentos se consigue prevenir la aparición, mejorar la circulación sanguínea, reducir la irritación y mantener en condiciones óptimas de hidratación la piel. 

  1. Andador 

El último artículo que forma parte de esta lista son los andadores, un producto ortopédico que ayuda a las personas mayores a caminar y a desplazarse de manera más segura, estable, cómoda y rápida. De esta manera, las personas mayores cuentan con mayor independencia en los desplazamientos, incluso no teniendo que recurrir a ayuda de otras personas para caminar. 

Existen diferentes tipos de andadores, los fijos y los que tienen ruedas. En función de las necesidades de cada persona será más conveniente optar por uno u otro.

Deja una respuesta