Prevenir las lesiones en el fútbol, una cuestión de equipamiento

Prevenir las lesiones en el fútbol, una cuestión de equipamiento

España es una potencia dentro del mundo del deporte. Nuestro país ha vivido, en los últimos años, su Edad de Oro en lo que se refiere al deporte. Muchísimos telediarios han abierto sus espacios con un triunfo de la selección española de fútbol, alguna medalla de la selección de baloncesto, un trofeo más de Rafa Nadal o de Garbiñe Muguruza, la última hazaña de Carolina Marín o de un sinfín de deportistas más (tanto hombres como mujeres) que pasean la rojigualda por el mundo llenándola de dicha y de logros.

El deporte español está de enhorabuena, pero lo cierto es hay un deporte que está por encima del resto en lo que guarda relación con su práctica, el dinero que mueve y la repercusión mediática que obtiene. No es otro que el fútbol. No en vano, el balompié se ha convertido en algo más que tradición en nuestro país. Es pura pasión. Y gracias a esa pasión tenemos la mejor Liga del mundo y una de las selecciones que más en forma van a llegar al próximo mundial de Rusia.

Es evidente que el poder mediático que tiene el fútbol en un país como España hace que ejerza una influencia muy grande entre los más jóvenes. De entre los que practican deporte dentro de este grupo de población, un buen porcentaje se dedica al fútbol. Aunque tengan muy complicado llegar a ser profesionales (la competencia es durísima), lo cierto es que muchos no cesan en su empeño de hacer lo que realmente les gusta. Y hacen muy bien.

Pero la práctica del deporte tiene peligros que es necesario que los más pequeños conozcan desde el principio a fin de que puedan evitarlos en la medida de lo posible. Uno de los mayores peligros es, sin duda, el que suponen las lesiones, que se han convertido en uno de los peores males del deporte profesional, semiprofesional y amateur. El fútbol es, además, un deporte de contacto y en el que las lesiones pueden llegar a ser más graves. La prevención es fundamental para evitar que lo que es una simple manera de pasarlo se convierta en el principio de una larga travesía por consultas de médicos, ambulatorios y hospitales.

¿Cómo puede prevenirse una lesión en un deporte que es tan de contacto como el fútbol? Es la pregunta del millón para todos aquellos que practican el deporte rey de nuestro país y la de muchos que acuden a las tiendas de deporte. Desde Marian’s Sport, un negocio dedicado a la venta de ropa para practicar el deporte rey, la recomendación está clara: la prevención de lesiones depende, en buena media, de las medias, espinilleras o las botas de tacos que se utilicen.

Un consejo extrapolable a los que juguéis al fútbol sala

El fútbol sala es uno de los deportes que más está creciendo en nuestro país en los últimos años, tanto a nivel de audiencia como a nivel de práctica. Cada vez son más fichas, más equipos y más lugares los que disfrutan de la magia que se desprende de un deporte como este, en el que, en cuestión de apenas unos segundos, un partido y hasta incluso un campeonato pueden cambiar de manos.

Pero jugar al fútbol sala tiene sus riesgos. En comparación con el fútbol, es un deporte en el que también existe muchísimo contacto, pero en el que hay un riesgo extra: los resbalones. Multitud de jugadores han visto acabada su temporada o, en el mejor de los casos, se han visto relegados a la enfermería por unas semanas como consecuencia de un simple resbalón. Y es que la pista puede llegar a ser muy traicionera aunque haya una persona encargada de limpiar con la mopa todos los líquidos que aparezcan. Para evitar este tipo de peligros, unas zapatillas de fútbol sala profesionales son la mejor alternativa. Tenerlas o no puede ser la diferencia entre una lesión grave o un simple susto.

La prevención de todo tipo de lesiones es la mejor manera para continuar haciendo lo que más nos gusta y seguir con nuestra vida sin que tengamos la imposibilidad de hacer algo como consecuencia de alguna dolencia o rotura. Pero, para ello, lo mejor es apostar por el mejor equipamiento posible a la hora de hacer deporte. Sólo de ese modo podemos respirar tranquilos, sin que nada amenace aquello a lo que siempre quisimos jugar.

Deja un comentario