Cómo se bebe el whisky

Cómo se bebe el whisky

Es una de las bebidas más conocidas y, pese al paso del tiempo, sigue manteniéndose en lo más alto. El whisky sigue siendo una bebida muy consumida entre los españoles. Pero, ¿sabes de dónde viene? ¿cómo beberlo? ¿cómo combinarlo? Nosotros te lo contamos.

Se trata de una bebida alcohólica obtenida por la destilación de la malta fermentada de cereales como cebada, trigo, centeno y maíz, y su posterior envejecimiento en barriles de madera, tradicionalmente de roble blanco. Esta bebida alcohólica se comercializa con un contenido alcohólico de entre 40 y 62 % de volumen. El término whisky o whiskey deriva del gaélico escocés uisge beatha y del gaélico irlandés uisce beathadh, que significa «agua de vida» (por ejemplo, el aquavit escandinavo comparte la misma etimología, pasando por el latín aqva vitæ).

Elaboración

El proceso de destilación consiste en mezclar agua con cebada y dejarlo fermentar y añejar por lo menos tres años. Para los mejores whiskies se utilizan agua de manantiales únicos y que aportan una gran pureza a la bebida. El primer paso es el malteado de la cebada; para ello, se remoja y se escurre varias veces a una temperatura aproximada de 13° durante unos tres días. Luego es trasladada a tambores o recipientes industriales de gran capacidad donde se deja germinar, gracias a la humedad obtenida, durante seis días. Al germinar el cereal, el almidón de la cebada se convierte en azúcar (de donde luego se sacará parte del alcohol en la destilación). Una vez germinada, la cebada se seca en hornos mediante el humo de turba (carbón vegetal que además le da aroma a la malta), dicho proceso dura tres días y suele ser a una temperatura de 70°. La cebada germinada toma color oscuro, típico del caramelizado por acción del calor, y es cuando podemos hablar de la malta como tal.

Cómo beberlo

Solo.

Seguro que en muchas series de televisión y en películas has visto cómo los protagonistas se echan un vaso de wkisky solo. Es una de las maneras más habituales de beberlo para apreciar su verdadero saber. Es tan fácil como verter “dos dedos” de whisky en un rock glass o una copa tulipán. Por un lado, el rock glass, que es el vaso típico para whisky, es pequeño y redondo, y puede contener de 350 a 415 ml (12 a 14 oz) de líquido. Estas copas las puedes encontrar en la web de Giona Premium Glass, una empresa de copas y vasos que son elaborados con cristal de máxima dureza y transparencia mediante una tecnología de fabricación muy exigente

Con agua

Estas no solo disuelven un poco el licor, lo que hace que el sabor sea más manejable para los bebedores novatos, sino que también abren los sabores y los hacen más perceptibles. Siempre que puedas, utiliza agua destilada o embotellada para preservar el sabor del whisky. Esto se debe a que un whisky con alto porcentaje de alcohol podría darte la sensación de que te quema la lengua, lo que evitará que disfrutes sus diversos sabores.

Cubata

Es el típico combinado o cubata. Toma un whisky con 3 o 4 cubos de hielo y échalo un refresco. Llena un vaso con hielo y vierte el licor encima. Pruébalo frío. Es probable que los sabores del whisky sean diferentes cuando esté frío que cuando está a temperatura ambiente.

Cóctel

Son muchos los cócteles que se pueden hacer con whisky. Aunque nuestro favorito es el de Old Fashioned clásico. Para prepararlo necesitas esto:

Así se prepara

  • 60 ml (2 oz) de whisky
  • 15 ml (½ oz) de jarabe simple o 1 cubo de azúcar
  • 2 chorritos de amargo
  • 2,5 cm (1 pulgada) de ralladura de naranja o una rodaja pequeña
  • 1 cereza confitada (opcional)
  • Hielo para mezclar y servir

También puedes hacer un Manhhatan, un whisky Sour o el clásico Hot Toddy. Cualquier momento y excusa es buena para poder disfrutar del sabor de un buen whisky. Y el último consejo que te damos, es que cuando hayas bebido no conduzcas. Es vital saber que la mayoría de los accidentes de tráfico se producen porque el conductor ha bebido. Lo mejor es tomarlo en el bar con amigos y luego ir andando a casa o cogiendo un taxi.

Deja un comentario